Cyberpunk Wiki
Advertisement

Peak & Derrera, abreviada como P&D, es una pequeña corporación estadounidense con sede en Baltimore (Maryland). Está especializada en la trata de materiales preciosos.

Trasfondo[]

Historia[]

Peak & Derrera es una de esas rarezas corporativas en el mundo empresarial del 2020: era lo suficientemente pequeña como para evitar el crash del 94, pero lo suficientemente fuerte como para no ahogarse.

En 1970 George Peak y Salvatore Derrera eran un par de soldados en medio de la invasión de Camboya. Durante los períodos de tranquilidad hablaban de lo que harían cuando volvieran a la vida civil. No había otra cosa que hacer, y charlar era mejor que escuchar a los grillos. Los dos habían oído la noticia: la situación en casa se estaba agravando. Los dos pensaban que el inversor inteligente se volvería hacia la tecnología cuando la base industrial americana se debilitara.

Los dos sobrevivieron a la guerra y se mantuvieron en contacto al volver a los EE.UU. A principios de 1972 "Sally" Derrera llamó a Peak con una oferta: si cada uno de ellos conseguía 25.000$ serían capaces de entrar en el difícil mercado de los diamantes industriales. Peak parecía escéptico, pero tras estudiarlo un poco decidió invertir. De ese modo, una idea nacida para aliviar los nervios de la guerra floreció en enero de 1973 en una realidad financiera. Había nacido Peak & Derrera.

Al principio la compañía se expandió hacia Asia, entrando cuidadosamente en los nuevos mercados chinos y japoneses que comenzaban a abrirse. Cuando en 1979 llegó la era informática la compañía se hizo con un buen trozo del mercado del silicio. Con clientes como Atari e IBM el éxito de la compañía estaba asegurado. En 1980 se convirtieron en corporación.

El boom de los 80 hizo crecer rápidamente a la empresa, que entró en diversos mercados industriales y de metales preciosos. Cuando la fiesta terminó en 1994 vendieron casi todos los activos asiáticos para conseguir la liquidez que más tarde les permitiría invertir en el vital mercado europeo. En el 2002 George Peak vendió sus intereses en la compañía y se convirtió en un inversor independiente. La Plaga Devastadora incapacitó en el 2003 a Sal Derrera, que vendió sus acciones a Penstone Equities. Maxwell Orvis se convirtió en presidente del consejo, pero debido a su prestigio se mantuvo el nombre de la corporación.

Presente[]

Peak & Derrera sigue siendo un nombre respetado, aunque no excesivamente importante, en el mercado de metales preciosos. Ahora comercian con todo tipo de artículos de lujo, desde los clásicos diamantes y aleaciones preciosas hasta extraños compuestos químicos, medicamentos experimentales, productos orbitales y muchas cosas más.

Normalmente, P&D busca bienes con un bajo valor de mercado. Investigan sobre ellos y los estudian (disponen de un excelente analista financiero, y en cualquier caso tienen un contrato con Infocomp). Si el futuro de ese bien parece prometedor (desde unas pocas semanas hasta unos cinco años) invierten en él, comprando todo el que son capaces de conseguir. Cuando llega el momento de vender P&D sube los precios, logrando inmensos beneficios financieros o cambiándolos por algún otro producto prometedor. Los analistas de Peak & Derrera no suelen equivocarse.

Equipo y recursos[]

Peak & Derrera trato

Cada una de las oficinas tiene el tamaño de un gran banco, con varias cámaras acorazadas de gran capacidad. Cada una dispone de un jet corporativo de despegue vertical, un helicóptero para la gente importante y dos helicópteros militares. La compañía posee treinta AV-6 que utiliza para escoltar los movimientos de materiales, que siempre están repartidos entre varias localizaciones. Para los desplazamientos a larga distancia y los envíos orbitales se contrata a Orbital Air.

La seguridad en cada una de las oficinas es impresionante y dispone de numerosos sistemas redundantes, algunos inaccesibles desde la Red. Cada uno de los guardias es contratado personalmente por Christine Bianca.

Es importante resaltar a los Netrunners de P&D, empleados tanto en seguridad como en investigación. Casi todos son programadores profesionales (60%) o de elite (40%). Se decía que Rache Bartmoss atacaba de vez en cuando a P&D para conseguir algo de calderilla, hasta que lograron echar a Spider Murphy del sistema y la tuvieron en busca y captura durante tres meses.

Prácticas de contratación[]

Peak & Derrera no suele pedir nunca por anuncio agentes independientes, aunque en la División de Proyectos Especiales necesitan gente así una o dos veces al mes. No se trata de una corporación especialmente malvada, así que sólo recurre a la DPE cuando surge algo "inusual", o cuando el consejo de administración tiene en mente algo particularmente comprometedor.

Personas clave[]

  • George Peak y Salvatore Derrera (fundadores).
  • Maxwell Orvis (pdte. y director general).
  • Peter Stotz (vpdte.).
  • Dr. Robert Harris (dir. de operaciones mundiales).
  • Christine Bianca (dir. de seguridad).
  • Michael Staggert (dir. financiero).
  • Christopher Trache (dir. para Norteamérica).
  • Senaki Hiratako (dir. para Japón).
  • Jeanette Brisbane (dir. para Europa).

Oficinas[]

Centrales[]

Regionales[]

  • Nueva York, EE.UU.
  • Los Angeles, EE.UU.
  • Ginebra, Suiza.
  • Londres, Reino Unido.
  • Tokio, Japón.

Apariciones[]

Fuentes[]

SCOTT Taylor, BORELLI Andrew M., y NELSON Michael G., Edgerunners Inc., La Factoría de Ideas, Madrid, junio de 1998, traducción del inglés al castellano por Óscar Díaz García, 90 p. il. 28x22 cm, rúst., ISBN 84-95024-16-0

Advertisement