Cyberpunk Wiki
Advertisement

París es una ciudad europea y la capital de Francia.

Trasfondo[]

Igual que Londres es Reino Unido y Berlín es Alemania, así París es Francia. En cierto modo, esta ciudad da una buena idea de lo que es Europa en general.

Como Londres y Berlín, Paris es una maravillosa y desparramada fusión de lo viejo y lo nuevo. Hay muchos edificios antiguos y grandiosos (e incluso más no tan grandiosos) que tienen siglos de antigüedad, mezclados con otros más modernos casi al azar. Nunca se sabe qué es lo que le puede esperar a uno a la vuelta de la esquina. ¿Una hilera de viviendas del siglo XVIII, un deprimente bloque de apartamentos moderno, o algún extraño experimento del siglo XX? ¿Qué importa? Todos forman parte del conjunto, y todos encajan en su sitio. Por desgracia al gobierno le ha dado por ponerse a renovar edificios últimamente, y ha reemplazado muchas manzanas antiguas por otras nuevas, "mejores" y más eficientes... una pena.

En el centro de París hay un revoltijo de diferentes clases de edificios: fábricas junto a hoteles y museos. Los suburbios están más organizados cuanto más se aleje uno del centro.

Sí, París tiene su lado oscuro: la aburrida Montreuil con sus hombres grises donde se encuentran el distrito del gobierno y la megaurbanización de la CE. La seguridad opresiva y la gente deprimente del distrito del gobierno en torno a las torres de los Ministerios Centrales. Pero eso en realidad no es Paris, son cánceres que le han crecido a París.

Por otra parte, los barrios bajos en los aledaños del centro de la ciudad al menos tienen chispa, tienen su propia vitalidad. Así que, aunque allí la vida no sea coser y cantar, al menos sí tiene nervio. La gente no está allí porque le guste ese tipo de vida, sino hasta que pueda marcharse a otro lado. El que ahora mismo estén debajo de un montón de basura no significa que vayan a quedarse allí, y la mayoría se esfuerza cada día para escapar. Algunos lo consiguen; otros, por desgracia, no.

Paris tiene muchas subculturas, que se entremezclan con libertad y rara vez se molestan entre sí. Los fanáticos violentos pasan la mayor parte de su tiempo siendo violentos entre ellos. Los repulsivos se dedican a provocarse repulsión. En general, todo el mundo se relaciona con sus iguales, y los rutinarios también, por supuesto.

También están los cripteros, bandas de chicos que se dedican a explorar las antiguas criptas y túneles del subsuelo de la ciudad, usando los viejos túneles del metro como caminos. Muchos sólo se sienten vivos al explorar un nuevo túnel sin saber dónde terminará y qué es lo que encontrarán. Es muy conveniente conocerlos, porque te pueden llevar a cualquier parte de la ciudad antigua, darte acceso a líneas de datos supuestamente seguras y muchas otras cosas.

Los llamados artistes son grupos de artistas que compiten entre sí en lugares públicos como los parques. Organi- zan exposiciones y muestran su trabajo. Gana el que despierta mayor interés del público y vende más obras.

También están las bandas callejeras habituales con sus guerras territoriales y sus códigos de honor. Parece que París supera con creces su cupo de bandas a la moda, que compiten sólo en cuanto al estilo de su vestimenta y a veces atacan físicamente a los que entran en su territorio con ropa que consideran de mal gusto.

París tiene la reputación de ser la ciudad de los artistas. Lo que pasa con una reputación así es que tiende a cumplirse por sí sola: los artistas acuden atraídos por ella, lo que a su vez la confirma. Los artistas llegan por millares a la ciudad y, aunque la mayoría sólo se queda un año o dos, hay muchos que se establecen allí definitivamente.

Los artistas son experimentadores, soñadores. Están siempre buscando algo nuevo, algo que atraiga la atención del público y la mantenga. París tiene muchos artistas, y a veces parece que todos los parisinos lo son, y que París es un gran experimento artístico.

París también es una gran ciudad para los negocios. ¿En qué otra parte se pueden encontrar compradores de tanques deslizadores último modelo, para pintarlos de amarillo y usarlos para entregar croissants calientes y pan recién hecho?

Apariciones[]

Fuentes[]

HALLER Harry, Euroguía plus, La Factoría de Ideas, Madrid, diciembre de 1999, traducción del inglés al castellano por Óscar Díaz García, 144 p. il. 28x22 cm, rúst., ISBN 84-8421-038-3

Advertisement