Cyberpunk Wiki
Advertisement

El Julliard es una de las muchas bandas de Night City en Cyberpunk 2020.

Trasfondo

El Julliard es una banda del colectivo de los artistas callejeros de Night City. Como ya puedes imaginar, es duro ser un artista callejero en el 2020. Los pandilleros solían robarte el dinero sin más. Ahora, te roban los instrumentos y una pequeña familia se muda a tu estuche de violonchelo. Muchos de los indigentes urbanos miran mal a los artistas sin importancia, y siempre hay carestía de sitio para mendigar en la Calle.

Además, es difícil protegerte mientras haces malabares.

Así se formó el Julliard. Esta banda se toma muy en serio el lema "Mata un mimo, ve a la cárcel". Los artistas viajan en pareja, armados, y no son raras las mazas de malabarismo lastradas y las ametralladoras en estuches de violas. Acosa a un artista callejero, y puedes contar con que te rompan una pierna en un ataque sorpresa esa noche. Aunque seas un Ser Salvaje.

El quince por ciento de los ingresos (de las actuaciones callejeras) va al grupo. Los decanos de la banda son responsables de asignar los territorios individuales durante una reunión de inscripción semanal (habitualmente, en el fin de semana). Si eres recién llegado a la ciudad, y te escogen para ingresar en la banda (después de una prueba), te inscribirás para tus lugares de actuación en último lugar, hasta que asciendas en la sociedad.

El Julliard es principalmente una organización de autoprotección, pero también defienden el resto de la Ciudad de otros artistas callejeros. Si te cogen tocando en la zona de los Julliards sin su permiso, puedes convertirte en un guitarrista con siete dedos. Esta gente no bromea. Por otra parte, el Julliard no se ocupa de los Pinchadiscos porque ¡son tan malos...!

El territorio del Julliard , en una zona entre los barrios de clase alta y el Centro Corporativo, ha sido escogido por ser la parte de la ciudad con mayor visibilidad para la gente que es más probable que sea generosa con un artista callejero. La banda defiende este territorio contra todas las demás bandas, tanto por la seguridad del Julliard y para crear un barrio protegido para el tráfico de peatones que con mayor probabilidad será su público.

Los destinos más apetecibles del Julliard son en las escaleras de las diversas salas de interpretación por toda la Ciudad. Desgraciadamente, el Bodakkan tiene una seguridad muy intolerante y en los demás locales siempre existe la posibilidad de tropezarse con Vampiros y Payasos en noches de grandes espectáculos.

El centro de organización del Julliard está en un par de apartamentos baratos encima del Café Internacional. Es asequible y está cerca del próspero Bloque Residencial Parkside y del Bloque Consular, donde los ejecutivos elegantes seguramente se fijarán en un joven genio con violín. El año pasado, un miembro del Julliard especializado en Kabuki callejero regresó a Japón llevado por un visitante que se alojaba en el Hotel Kuroshita. Con mucho trabajo, cualquiera puede tener suerte.

Galería

Apariciones

Advertisement