Cyberpunk Wiki
Advertisement

Italia es un país del sur de Europa.

Trasfondo[]

Italia es un país que siempre ha tenido el gran problema, a lo largo de su historia reciente, de la existencia (sobre todo en la zona sur) de grupos criminales al margen de la ley: la "Mafia" Siciliana y la "Camorra" Napolitana. Estas organizaciones tradicionales han dado hace poco un salto cuantitativo hacia delante. En un intento por obtener el control local del gobierno federal, se han constituido en partidos políticos. Aunque han legalizado la mayor parte de sus negocios (al fin y al cabo el gobierno decide qué es legal y qué no), el acceso al poder político les permite realizar más negocios corruptos. El que las áreas controladas por la Mafia parezcan más prósperas que otras regiones del sur (vendidas a los lobos corporativos) ha reforzado y extendido su presa.

En un movimiento que todo el mundo esperaba desde hace años, Italia ahora es una república federal, con un presidente, un primer ministro (el poder real) y un parlamento democrático. La principal diferencia es la división en cuatro estados, cada uno con bastante autonomía en su política interna:

  • Norte de Italia: Incluye Lombardía, Veneto, Génova, Piamonte, Emilia-Romagna y Toscana. El estado más rico. Capital: Milán. Gobernado por una coalición centrista-corporativa, también controla el Congreso Nacional.
  • Centro de Italia: Roma, Lazio y Umbría. Capital: Roma. El gobierno central.
  • Sur de Italla: Formada por Nápoles, Apulia y Basilicata. Capital: Nápoles. Gobernada por la Camorra, pero con muchas áreas corporativas de exclusión, donde las corporaciones ejercen un poder absoluto.
  • La región insular: Calabria, Sicilia y Cerdeña. Capital: Palermo. Controlada por la Mafia.

La región Norte es la más rica e industrializada, y trata de hacerse con su lugar legitimo en el Europaraíso. Abrazan muchos de los ideales alemanes. La coalición centrista-corporativa que es el auténtico poder del país está controlada por Biotechnica-Montedison, las principales corporaciones italianas. El sentir general es que con su trabajo están manteniendo rica a la Mafia, y alimentados a sus holgazanes primos napolìtanos. Milán, es una de las ciudades más caras, seguras y ricas del mundo, pero debido a la amenaza terrorista, la presencia policial está asfixiando la rica vida social e intelectual. Si nadie interviene, podríamos aproximarnos a un estado policial.

Sus vecinos de la región central son como una prolongación de la norte, pero más moderados en sus planteamientos debido, sin duda, a su contacto más estrecho con los "sureños". Aqui está Roma, un mundo en sí misma, y capital de la república. El gobierno suele ser un títere del norte, pero una demostración de agitación por parte de los romanos puede cambiar casi cualquier decisión política.

La región sur es la más pobre. Resentida con el norte y las corporaciones, y con la peor tasa de desempleo de la CE, no resulta llamativo que esté tan desarrollado en crimen institucionalizado. A pesar de su apoyo social, la "Camorra", que controla el poder en el estado, ha traicionado a su gente vendiéndose a las megacorporaciones que controlan las tierras y la industria. Los movimientos populares de resistencia se han unido en la "Nuova Mafia", una mezcla de organización criminal (que se financia con secuestros, chantajes y tráfico de drogas) y movimiento político (nacionalismo anticorporativo). A veces les apoya la Mafia y la Camorra, siempre que los objetivos sean las corporaciones y el gobierno central. Como consecuencia de esto, hay más muertes en Nápoles en un mal fin de semana que en la zona de combate de Londres, y la violencia se extiende por toda Italia. Un ejecutivo en esta zona haría bien si se limitara a recorrer áreas con seguridad corporativa. Cada día son secuestrados muchos turistas, y la costumbre es enviar trozos de la víctima para demostrar que la tienen...

La región insular (Calabria incluida), es la más cerrada a cualquier influencia externa. Las corporaciones prefieren mantenerse al margen, evitando el control, ahora legal, de la Mafia. Los mafiosos han vuelto a sus orígenes de hombres de honor, y en Sicilia tienen mucho apoyo social. Los sardos se sienten tan alejados de su gobierno como siempre, pero están acostumbrados. Tras una revuelta sangrienta, con centenares de muertos, Calabria casi es una provincia conquistada, y la única parte del estado donde la Nuova Mafia se ha hecho con el control, usando los restos de la vencida N'Dranghetta. Los viñedos y olivares tradicionales, junto con el comercio, son la base de la economía. Es prácticamente autosuficiente, y así lo quiere la Mafia. Los contrabandistas de Europa Sur tienen aquí una numerosa representación.

La Mafia mantiene a la mayoría de las corporaciones fuera de Silicia, pero Cerdeña y gran parte del sur están controladas por las corporaciones. La Camorra ha demostrado ser más codiciosa que sus primos sicilianos, y su apoyo popular es menor. El norte, que esperaba una transformación del sur similar a la portuguesa, ha vuelto a entrometerse en su política; como consecuencia de esto, el terrorismo vuelve a ser algo habitual en las ciudades italianas. El Acta de Confiscación de Tierras del 2010 fue el punto de partida actual de este conflicto, pero los orígenes tienen siglos de antigüedad.

En estas regiones prácticamente sólo hay un partido, puesto que cualquier oposición política encuentra un fin prematuro. Los agitadores resultan advertidos.

Pese a la tensión política existente en el país, el italiano medio es un ciudadano alegre y jovial, que busca evadirse de la realidad social mediante la TV, los amigos y los deportes; especialmente el calcio (fútbol), que congrega la atención de millones de personas todas las semanas. Realmente, se puede considerar que el calcio, en estos momentos, es el único factor unificador del país. El turista se encontrará como norma general a una gente simpática que se desvivirá por ayudarle si tiene algún problema, Esto es especialmente cierto en la región central, pero incluso un milanés adusto o un siciliano callado ayudará a una dama en apuros. Otra constante es la elegancia. Los italianos están muy preocupados por su imagen externa, y siempre van todo lo elegantes que pueden, Los modistos italianos están en la vanguardia de la alta costura, y desprecian las glorias marchitas de Francia. En Roma y Milán, la moda cambia cada semana, y todo edgerunner debe mantenerse al tanto. Sin embargo, la mentalidad italiana está amenazada, y la típica "inestabilidad estable" de la política italiana puede desaparecer de nuevo. La polarización nacionalista, combinada por la agitación terrorista, puede ser demasiado para el tenso país. La agitación de la Nuova Mafia tal vez sea la gota que colme el vaso de la unidad italiana.

Ciudades importantes[]

Apariciones[]

Fuentes[]

HALLER Harry, Euroguía plus, La Factoría de Ideas, Madrid, diciembre de 1999, traducción del inglés al castellano por Óscar Díaz García, 144 p. il. 28x22 cm, rúst., ISBN 84-8421-038-3

Advertisement