Cyberpunk Wiki
Advertisement

Infocomp es una corporación estadounidense. Está especializada en investigación informativa, similar a un think tank.

Trasfondo[]

Historia[]

Cuando la Banda de los Cuatro fue barrida, los Estados Unidos se vieron obligados a mezclar sus servicios de inteligencia restantes con los recursos de los conocidos "bandidos de la circunvalación", los tristemente famosos servicios de asesoramiento que durante años compitieron con la CIA, la DIA y el FBI por la obtención de datos, con unas tarifas consideradas exorbitantes por la mayoría de los congresistas.

Al comienzo del nuevo siglo la CIA se convirtió en una eficaz fuerza de inteligencia, mientras la DIA era reemplazada por una nueva generación de asesores que se ocupaba exclusivamente de asuntos militares (y que, más tarde, también fueron sustituidos). Varios cambios radicales en las estructuras económicas, políticas y militares de todo el mundo hicieron obsoleta la información obtenida por los bandidos (considerada correcta por los gobiernos), así que muchos analistas tuvieron que hacer las maletas. Robert D. Alvarez fue uno de los cientos que se vio sin trabajo de la noche a la mañana.

Por esas fechas Los Angeles se estaba recuperando del devastador terremoto del 98. Se estaban construyendo los domos de las nuevas arcologías y la ciudad necesitaba inversores desesperadamente. Alvarez pidió por adelantado todo el dinero de su liquidación, renunciando así a los intereses, y con sus considerables ahorros marchó al oeste. Reservó un espacio en uno de los inmensos centros comerciales, colocando los cimientos de su propia asesoría para el nuevo mundo corporativo. La compañía empezó con sólo un puñado de dedicados (y extremadamente capaces) empleados, pero vendía servicios innovadores. Infocomp fue una de las primeras compañías en ofrecer a las megacorporaciones en expansión datos fiables sobre inteligencia e investigación. En muy poco tiempo Alvarez se hizo con una cartera de clientes que aseguraba el éxito de su empresa. En el 2006, con la absorción de Eagle Investigations (una compañía de detectives de primera línea) y EbonTech Research (una asesoría corporativa), Infocomp se convirtió en el líder del sector de los servicios de investigación. No sólo dispone de servicio de detectives, sino también de búsqueda de datos, de compilación y de análisis teórico de datos, convirtiéndola en la mejor fuente para buscar cualquier información. Su habilidad no sólo para descubrir cosas escondidas y encontrar a su mejor comprador, sino también para predecir acontecimientos futuros estudiando la actualidad, le ha proporcionado su posición en el mercado global como uno de los principales comerciantes de la información en el siglo XXI.

Presente[]

Los objetivos de Infocomp son los mismos que cuando fue creada: proporcionar información fiable, rápida y precisa a sus clientes, incluyendo datos de inteligencia, investigaciones y proyecciones cuidadosamente fundamentadas. El abanico es muy amplio, pero incluye (entre otras cosas) material tecnológico, económico y personal. Se rumorea que la corporación dispone del mayor conjunto de información que existe, incluyendo la copia más completa de la Biblioteca del Congreso (adquirida durante el Colapso). Vídeos, archivos sonoros, material escrito, CD-ROM, chips de datos, sistemas magnéticos, fotografías, pinturas estéreo, escultura y otras obras de arte están almacenados en sus cámaras blindadas, todo digitalizado en lo que probablemente sea la mayor base de datos del mundo.

Se dice que los miembros de la compañía son los detectives más avanzados que existen. Se enorgullecen de su habilidad para investigar y recopilar la información solicitada en un solo día: "Si lo pides a las nueve lo tienes a las cinco". Las otras corporaciones, a pesar de tener sus propios servicios de investigación, acuden a menudo a Infocomp en busca de datos. En el 2020 la esperanza de vida de un espía corporativo se mide en meses, pero muchos de los agentes de Alvarez llevan operando ¡casi diez años! Además de conseguir nueva información por encargo, la empresa permite a sus clientes acceder a sus bases de datos. Tienen una gigantesca biblioteca con copia de seguridad en numerosos lugares, pero el centro neurálgico se encuentra en el sistema informático de almacenamiento frío en las oficinas centrales. Otras organizaciones utilizan continuamente este sistema, así que nadie se atreve a tocarlo. Además, se accede tan a menudo que en vez de pagar por cada consulta la mayoría de las grandes corporaciones paga una inmensa suscripción mensual a cambio de acceso 24 horas al día, siete días a la semana. Existen decenas de sistemas redundantes para que la biblioteca funcione sin problemas, y Alvarez ha llegado a bromear diciendo que una guerra nuclear global no lograría apagar los equipos. Infocomp también está en el negocio de la publicación, pero de forma tangencial: el almanaque Información a Mano™, el sistema de recuperación de datos de DataTerm Fax on FiIe™ y la Enciclopedia Mundial (en versión impresa, informática o virtual) son tremendamente populares, e Infocomp también publica otros manuales y guías de referencia (las guías regionales InfoAquí™ son más famosas que Frommers, y más concisas y completas que los manuales de la CIA).

Existen pocas compañías que suenen siquiera con competìr con Infocomp. Nadie puede rivalizar con su tamaño y sofisticación. Algunas tratan de vez en cuando de quitarle algún cliente, pero sus verdaderos rivales son los comerciantes callejeros de información, que pueden descubrir por suerte o habilidad datos vitales de primera mano, vendiéndolos más barato que ellos. En un arranque de imagen, Infocomp ha adoptado una estrategia de mercado positiva, trabajando siempre que es posible con estos comerciantes independientes, compartiendo información libremente y teniendo siempre un ojo atento en cualquier dato que pudiera escapar a su escrutinio. Ha tomado medidas serias cuando ha sido necesario, pero considera que la sangre es una pérdida tan grave como innecesaria.

Equipo y recursos[]

Cada una de las oficinas es una ciudad aislada, con una clínica preparada para realizar operaciones, diversos bares (para el personal y la clientela), sauna, gimnasio y mini-centro comercial. En cada una hay un "Falcon" Osprey de Bell-Boeing, de uno a cuatro helicópteros (de diversos tipos), dos AV-4 y un AV-7, así como diversos coches y furgonetas equipados con todo tipo de elementos de vigilancia. En los sótanos de cada oficina hay un ordenador central de Microtech, bien defendido y escudado contra IEM, conectado con la oficina principal a través de diversos puntos de seguridad. El cuartel general dispone de 3 a 4 veces más equipo que el indicado anteriormente. Cada oficina dispone de un contingente de 100 soldados asignados como guardias de seguridad. No son policías de alquiler, sino soldados profesionales equipados y adiestrados por Lazarus. No abandonan el recinto de la compañía salvo que un empleado llame pidiendo ayuda. Cada oficina dispone también de un servicio de respuesta rápida, también contratado por Lazarus. Todas las fuerzas armadas de Infocomp llevan equipo Arasaka y Sternmeyer.

Los agentes secretos del análisis corporativo no hacen referencia a los investigadores encubìertos, espías o recolectores de información, que pueden sumar unos 1000. Indican parte de la División de Proyectos Especiales de Kathryn Hatch. Se dice que son parte del motivo del éxito de la empresa, y sólo responden ante Alvarez o ante ella. Los recursos espaciales de Infocomp son desconocidos. Se sospecha que mantiene diversos satélites de inteligen- cia (posiblemente satélites espía Argus, comprados en el 2010 a los EE.UU.) Abundan los rumores sobre un VTO en Crystal Palace utilizado para captar datos de los satélites espía de las demás corporaciones y los Comsats internos, pero no se ha confirmado nada.

Prácticas de contratación[]

Casi toda la investigación la realizan empleados de la empresa. Las fuerzas de seguridad cumplen diversas funciones cuando es necesario, y cualquier conflicto grave puede solucionarse con la respuesta armada de Lazarus. Ahora mismo Infocomp está buscando personal de todas las especialidades para cubrir diversos puestos. No se trata de trabajos independientes. Significan dedicarle tu vida a la compañía y convertirse en un empleado. Además del típico personal administrativo, de seguridad y de apoyo de todas las corporaciones, dispone de cuatro tipos básicos de trabajador: detectives, espías, investigadores y "sintetizadores".

Los detectives realizan casi todo el trabajo de este tipo de Infocomp y son los principales conseguidores de información sobre el terreno. Están bien entrenados y a veces se precisa que también sepan combatir.

Los "agentes de inteligencia" están muy bien preparados (muchos pertenecieron a la Banda de los Cuatro y a otras agencias de información de todo el mundo). La descripción de su trabajo es sencilla: conseguir información sobre un sujeto/objetivo determinado. IInfocomp no está demasiado interesada en planos detallados y especificaciones técnicas. Saber que Militech está trabajando en un tanque autónomo de combate (por ejemplo) es suficiente.

Los investigadores se encargan diariamente de reunir, cotejar, clasificar y cruzar toda la información de fuentes públicas y privadas: periódicos, emisiones radiofónicas, publicaciones y otras revistas, salones de chat y BBS, notas de prensa corporativas, hasta programas de ocio y "libros". Para ello utilizan potentes sistemas expertos y cuatro IAs diseñadas para hacer "datasurf". Muchos investigadores son a la vez Netrunners. Todos están familiarizados con los ordenadores y la tecnología.

Los "sintetizadores" tienen dos trabajos principales: destilar información (tomando enormes bases de datos para extraer sólo lo que el cliente ha pedido) y sintetizar (tomar varias informaciones aparentemente inconexas y sacar conclusiones basándose en ellas). Los sintetizadores no suelen ser expertos en ningún campo, sino que saben bastante de muchas cosas. Lo más importante es que sepan cómo sacar conclusiones lógicas a partir de información insuficiente.

Los agentes libres se utilizan muy de vez en cuando, sólo cuando la aparición del nombre de Infocomp pudiera ser comprometedora. Insisten mucho en mantener siempre el anonimato. La corporación valora la discreción por encima de todo, ya que una pérdida de credibilidad podría ser devastadora para el negocio. Los clásicos encargos a estos agentes son investigaciones "independientes", tareas de seguridad "sensibles" y otras funciones que podrían considerarse poco éticas.

El grupo encubierto también está reclutando, pero de forma no oficial y sólo por invitación. Unirse a este grupo significa alcanzar un nuevo concepto de lealtad empresarial. Aquellos lo suficientemente afortunados para lograr un puesto son enviados a los confines del mundo, y hasta al espacio, para cumplir la política de la empresa. El grupo encubierto es mucho más que un puñado de asesinos ciberpsicópatas con enormes armas. Necesita gente capaz de realizar diversas funciones, especialmente Netrunners, Técnicos, Ejecutivos y Arregladores, además de los habituales Mercenarios.

Personas clave[]

  • Robert D. Alvarez (fundador y accionista mayoritario).
  • Dr. Steven Verizio (director general).
  • Kathryn Hatch (directora de operaciones mundiales).
  • Dr. Renée Culvère (vpdte. para Europa).
  • Rosemary Drake (vpdta. para Norteamérica).
  • Joseph Curente (vpdte. para el Pacífico).
  • Jennifer Blaake (vpdta. para la Antártida / OCT).
  • Thomas Lochiccero (vpdte. de Defensa).

Oficinas[]

Centrales[]

  • Los Angeles, EE.UU.

Regionales[]

  • San Francisco, EE.UU.
  • Night City, EE.UU.
  • Nueva York, EE.UU.
  • Washington, EE.UU.
  • Chicago, EE.UU.
  • Denver, EE.UU.
  • Honolulu, EE.UU.
  • Vancouver, Canadá.
  • Londres, Reino Unido.

Galería[]

Apariciones[]

Fuentes[]

PONDSMITH Mike, FISK Colin, MOSS William, RUGELS Scott, FRIEDLAND Dave y BLUM Mike, Cyberpunk 2020, segunda edición de Cyberpunk, M+D Editores, Madrid, primera edición en español: diciembre de 1993, traducción del inglés al castellano por Óscar Díaz García, 256 p., 28x21 cm, rúst., ISBN 84-88765-01-0

SCOTT Taylor, BORELLI Andrew M., y NELSON Michael G., Edgerunners Inc., La Factoría de Ideas, Madrid, junio de 1998, traducción del inglés al castellano por Óscar Díaz García, 90 p. il. 28x22 cm, rúst., ISBN 84-95024-16-0

Advertisement