Cyberpunk Wiki
Advertisement

La Iglesia de los Santos Ángeles (Holy Angels Church en inglés) es un lugar situado en el Distrito Norte de Night City en Cyberpunk 2020.

Trasfondo[]

La Iglesia de los Santos Ángeles es una iglesia católica que ofrece la misa tradicional en latín de lunes a viernes a las 7 a.m., el domingo a las 8 a.m. y misa reformada en inglés (se dispone de diáconos hispanohablantes para la traducción) a las 8:30, de lunes a sábado, y a las 10 a.m. el domingo. La iglesia es una estructura de piedra de tres pisos, fundada inicialmente por una heredera enferma terminal y con un peso en su conciencia.

La inestabilidad de la situación mundial y las reformas del Vaticano III en 2014 han hecho que muchos católicos disgustados hayan vuelto a la cómoda tradición de una liturgia conservadora, combinada con una Iglesia más liberal y que responda más a la sociedad. Con la aceptación limitada del control de natalidad antes de la concepción por parte del Papa en 2014, se abrió el camino para que muchos recobrasen su fe y que los países del Tercer Mundo volviesen a abrir sus brazos a la Iglesia sin dejar de resolver sus abrumadores problemas de población.

La iglesia está atendida por dos sacerdotes: el Padre Kevin, un robusto irlandés de cincuenta años, nacido en Belfast, que entró en la Iglesia siendo ya mayor, y el Padre Paul (de Nigeria, donde la Iglesia ha tenido un interés creciente durante cierto tiempo). Lucy, la esposa del Padre Paul, es una hermana lega con padres italianos inmigrantes y que creció en Night City. Tienen dos hijas.

Las hermanas Mary Grace, Elizabeth, Ruth y Theresa también viven en la iglesia (todos los aposentos están en el tercer piso), ocupándose de la cocina de caridad y las clases de catequesis. Las cuatro hermanas son veteranas de lugares del Tercer Mundo mucho peores que Night City. Las cicatrices de la extirpación de los tatuajes callejeros de la Hermana Elizabeth (cuando se retiró del mundo hace doce años) aún son visibles. Además de las Hermanas, hay 12 diáconos (miembros de la comunidad con un cometido en la iglesia), incluyendo a Daniel O'Flaherty, propietario de la taberna de enfrente.

Inicialmente, la iglesia albergaba una pequeña escuela parroquial, que, desde entonces, se ha transformado en un comedor de caridad y un albergue para vagabundos. El albergue puede alojar un máximo de 250 personas, y está abierto las 24 horas del día. El único requisito para la entrada es que se entreguen todas las armas al Padre Kevin para guardarlas en lugar seguro (incluyendo la munición del ciberequipo). Las armas confiscadas se guardan bajo llave en un armario de metal en el estudio del Padre Kevin en el tercer piso. El espacio del albergue se llena a partir del primer piso y ampliándose al segundo.

Se ofrecen comidas gratuitas dos veces al día entre las 8 y las 9 a.m., y entre las 5 y las 6 p.m. No es obligatorio que los comensales vayan a misa (pero sí alegraría a las Hermanas). Dar de comer a todas estas personas no es barato y la parroquia sólo consigue ir tirando. El Padre Kevin siempre anda buscando una familia o corporación acomodada a la que pueda convencer, con algún medio creativo, de que haga una donación. Se obtienen ingresos adicionales en cenas, ventas de pasteles y ferias callejeras en las fiestas religiosas, patrulladas por los diáconos, personas practicantes y muchos de los clientes más leales del albergue de los Santos Ángeles (éste es un lugar muy divertido el día de San Patricio, con carreras de serpientes que atraen turistas de fuera de la ciudad). También se ofrece un servicio gratuito de guardería infantil, en el que los padres participan de forma rotativa.

Todas las vidrieras tienen barrotes. A medianoche, se cierran todas las puertas y se activan los sensores infrarrojos y de movimiento alrededor de la iglesia (las puertas tienen núcleo de acero y bisagras reforzadas). Siempre hay dentro de la iglesia un miembro del personal, con un botón de alerta conectado al tercer piso. En caso de emergencia, siempre hay suficiente comida y agua fresca para veinte personas durante un mes, almacenadas en el tercer piso. Los taser y las armas de dardos son el equipo habitual para los trabajadores de la iglesia cuando recorren la comunidad. Los diáconos también son responsables, entre otras cosas, de la seguridad de los parroquianos que entran en la Ciudad.

El Padre Kevin ha invocado el santuario de la Iglesia ante la ley en algunas ocasiones (al tratar de amortiguar una situación de tensión entre bandas). Lo que no se sabe es si la policía desistió por temor a Dios o al Padre Kevin.

Apariciones[]

Fuentes[]

PONDSMITH Mike, BOLME Ed, SHIRLEY Sam, SWENSEN Anders, FISK Colin, MOSS William, SMITH John et al., Night City, M+D Editores, Madrid, mayo de 1994, traducción del inglés al castellano por Ignacio Sánchez, 184 p., rúst., ISBN 84-88765-03-7.

Advertisement