Cyberpunk Wiki
Advertisement
Las Gárgolas

Miembros de las Gárgolas.

Las Gárgolas (Gargoyles en inglés) es uno de los numerosos grupos nómadas que habitan Norteamérica durante los acontecimientos de Cyberpunk 2020.

Trasfondo[]

Las Gárgolas son un grupo dedicado a la construcción compuesto por casi trescientos miembros. Como obreros, son una minoría dentro de la Nación Blood, cuyos miembros normalmente se ganan la vida con los entretenimientos. Las Gárgolas siempre han tenido unos pertrechos relativamente pesados para ser un grupo nómada, ya que algunos de los miembros eran empleados de Disney, que se llevaron las grúas y las excavadoras cuando se echaron a la carretera hace casi quince años. Los componentes de la familia han cambiado considerablemente desde los tiempos en los que vivían en el Complejo Disney con otros grupos de la Nación Blood: muchos recién llegados han sido aceptados para sustituir a los que han ido muriendo.

El jefe de las Gárgolas es una sacerdotisa vudú llamada Sadie Jacobs. Desciende de una larga serie de religiosas con raíces en la isla de Santo Domingo, pero nunca ha creído que la religión que le enseñaron sirviera de mucho, ni es demasiado practicante, a pesar de que, por ser hija de un houngan (sacerdote vudú) importante, creció en un ambiente muy religioso. En los años previos al Colapso, sus ansias por salir de la pobreza la llevaron a concentrarse en sus estudios. Se graduó en ingeniería civil en la Universidad de Florida y volvió a la zona de Miami para trabajar. El Colapso y varios reveses personales que sufrió la sumieron de nuevo en la pobreza y las dificultades, pero con una diferencia: sabía que podía escapar de ellas, porque ya lo había hecho una vez. Su experiencia en ingeniería civil resultaba valiosa para las Gárgolas y sus conocimientos le permitían dar clases teóricas.

Ahora, Sadie ha envejecido, y hay pocos que superen sus sesenta años. Los nómadas más jóvenes del grupo han estudiado a fondo el negocio, con el que esperan mantenerse muchos años. Sadie quizá se vaya; está pensando en asentarse para pasar sus últimos años descansando, después de una vida tan ajetreada.

En general, las Gárgolas descansan poco. Con su experiencia han conseguido no sólo muchos contratos pequeños, sino también la posibilidad de trabajar supervisando a otras familias en grandes obras de construcción. Esperan empezar pronto (con otros seis mil nómadas más) a extender el Tren de Levitación Magnética TransContinental hasta Nueva York, lugar del siguiente gran proyecto de reconstrucción (cuyas labores preliminares está previsto que comiencen en el 2023). Algunos de sus representantes están actualmente negociando con otras Naciones los servicios de transporte y la mano de obra del proyecto del Tren de Levitación Magnética, a la vez que otra delegación suya ultima el contrato en sí con el gobierno norteamericano. La fecha exacta del comienzo está todavía en el aire. Nueva York será reconstruida sin duda, pero quién conseguirá el elusivo contrato es otra cuestión.

Sobre todo, las Gárgolas son nómadas bastante acaudalados con más talento y experiencia de lo normal y capaces de trabajar a destajo: incluso entre los nómadas se les considera adictos al trabajo. Viven para cumplir sus plazos y prefieren los proyectos en los que hay primas por terminar antes de tiempo. Lógicamente, dependen por completo de la tecnología; casi la mitad de las Gárgolas son técnicos o ingenieros. Disponer de dinero también permite tener muchos hijos y el material pedagógico necesario para enseñarles las aptitudes necesarias. Las familias con hijos tienen muchos libros y la mayoría dispone de un sistema educativo completo de RV como el Sistema de ocio virtual Rush. También tienen un poco más ciberequipo de lo normal, debido más que nada al peligro de los accidentes laborales: cuando se trabaja con maquinaria y materiales que pesan toneladas, no es raro sufrir la amputación de algún miembro. Con equipo neuronal se pueden esquivar estos riesgos y, si a pesar de todo ocurre una desgracia, con un nuevo miembro cromado se puede reparar parte del daño.

Vehículos[]

Normalmente, las familias y las parejas tienen un vehículo personal como una furgoneta modificada o una caravana. Algunos poseen también motos pequeñas para acudir al trabajo. Además, el grupo dispone de varios camiones HEMMT para transportar y complementar la maquinaria de construcción. Los batidores emplean coches potentes y motos más grandes, para demostrar su categoría. En total tienen quince semi tractores-remolques de veintiocho ruedas con remolques de plataforma (para transportar bulldozers, mezcladoras de cemento, dos grúas de cien metros, una gran depuradora de agua con máquinas de perforación de pozos, maquinaria portátil de metalistería, veinte talleres móviles totalmente equipados, excavadoras, niveladoras y tres talleres completos con autotorno), diez camiones 8x8 de 40 toneladas (que transportan diez grandes generadores, un sistema de tendido de cable y varios centenares de herramientas de construcción más pequeñas), seis autobuses (para transportar a los niños durante los viajes o a los obreros al trabajo), 35 furgonetas modificadas o camionetas-remolques combinados, 6 coches potentes para los batidores y doce motos pesadas.

Todos los vehículos tienen por lo menos un Fusil Largo de quince milímetros en un afuste abierto y la mayoría disponen de algún tipo de ametralladora ligera, ya sea junto con el fusil o en su lugar. Los vehículos de cuatro ruedas de los batidores llevan todos al menos una ametralladora pesada en un emplazamiento anular con un ATGM guiado por cable u otra arma antitanque sobre un lanzador delantero fijo. En las motos el ATGM se suele sustituir por una LAW o cualquier otra arma portátil similar.

Armas[]

La mayoría de los miembros llevan siempre encima pistolas o carabinas de 10mm (las pistolas incluso durante el trabajo). Los adultos tienen casi todos un fusil de asalto adaptado para munición de 5.56mm de la OTAN. El modelo original puede ser desde un M16A2 o HBAR de excedentes del ejército hasta un arma casera. Los guerreros y batidores a veces montan lanzagranadas de apoyo de 25mm PI-M205 (o similar) debajo del cañón. Al ser Bloods, todos los adultos Gárgolas llevan en ocasiones formales un machete, como los de cortar caña de azúcar, que hace las veces de distintivo tribal. Los soldados-sabueso llevan una versión algo diferente que les sirve como insignia de su rango. Algunos tienen armas caseras personalizadas, pero todas están adaptadas para la munición con casquillo de 10mm ó 5.56 de la OTAN.

Personas clave[]

  • Sadie Jacobs.

Fuentes[]

WINN Ross, OPPEN Eric y LONGORIA Dan, Neotribus, los nómadas de Norteamérica, La Factoría de Ideas, Madrid, junio de 2000, traducción del inglés al castellano por Óscar Díaz García, 122 p. il. 28x22 cm, rúst., ISBN 84-8421-970-4.

Advertisement